5 nov. 2010

Luciano.

Entre rosas, La Rosada y doña Rosa

Las imágenes no paran de cruzarse, son como recibidas en la resaca de un domingo a la mañana. Ya es miércoles a la noche y el día de la más triste noticia de los últimos 50 años empieza a retirarse para darle paso a otro muy parecido: la jornada post día de la más triste noticia de los últimos 50 años. Todo se cruza, todo se mezcla; o como dice Drexler, nada se pierde, todo se transforma. Somos como cuarenta monos que nos encontramos en "La casa de la militancia nacional y popular", estamos a punto de partir a Bs. As...algunos a darle el último adios "al tuerto", otros a levantar las banderas de la mística recuperada, otros para acompañarse en este duro momento; todos a permitirse la chance de la continuidad de un modelo, de un proyecto, de algo menos, igual o más abarcativo y plural pero con la convicción exacta de quién es el compañero y quién el enemigo.
El viaje es fotográficamente igual que todos los viajes: eterno para el despierto o ansioso y breve, muy breve para el que todo le chupa un huevo a la hora de cerrar los ojos. La llegada sí es distinta a las demás llegadas de campechanos a la Capital Federal, esta vez venimos todos pendientes de la radio y lo que dicta el celular...llegó este, se fue el otro, vino aquel...lo que empiezan a ir y venir, en realidad son las noticias sobre el último adios a Nestor, el hombre capaz de congregarnos a todos, tan distintos y tan iguales, en un mismo lugar.
Es mediodía y llegamos, por fin! a la famosa "9 de Julio", con el cansancio, la tristeza, los mensajes de apoyo de los cumpas y las patéticas definiciones gorilezcas a cuestas. Y aca estamos, dispuestos a demostrar que "si tocan a Cristina que quilombo se va a armar", a pedir "renunciá Cobos la puta que te parió", a avisar que "somos argentinos, y soldados del pinguino", a cantar la marcha peronista aunque seas o no seas peronista, porque la marcha emociona siempre y conmoción más emoción termina generando esa mezcla rara de yuyos amragos con azucar, como el terma, que es horrible pero te quita la sed...
Y caminamos unas veinte cuadras hasta que llegamos a la cola, sí, veinte cuadras!; es que los tipos llamados a hacer historia y dejar una huella imborrable generan estas cosas, solo un convencido de dejar el corazón en el campo de la militancia por un país más justo y equitativo (aunque suene a trillado) como lo fue Nestor Kirchner puede lograr que tanta gente se golpee el pecho con orgullo por saber como y donde está parada; o como dijo Hernan Brienza: "Una cosa...la verdad...yo no sabía que eramos tantos..."
Y ya estamos en "el baile" y hay que empezar "a bailar", y ahí me encuentro con un viejo militante de vaya a saber que cosa rara, tal vez de un partido político llamado "yo tomo la sopa con tenedor, pero soy progresista y me la banco" y me tirá su verdad con un dejo de ironía y...por fin alguien me quita una sonrisa!, el buen hombre me dijo: " voté por Perón y se murió, voté por Alfonsin y se murió, vote por Kirchner y mirá lo que pasó; esta noche cuando llegue a casa le voy a hacer acordar al barba, que de alguna manera, por ser candidato a vice...también lo voté a Cobos"; pasan los minutos y también las horas, rompo fila y me voy a comprar algo para comer y ahí me sucedió algo que me transportó directo a las 21 horas del día anterior, a minutos después del homenaje a Nestor en la Plaza de la Intendencia de Córdoba cuando entablé un pequeño diálogo con una militante de la LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans) y se ofendió porque utilicé muchas veces la palabra "puto" para referirme a los principales actores del P.J. disidente, intenté hacerles entender a unos amigos en común que la palabra "puto" es una simple terminología, que ellos saben que gané las calles militando por la Ley de Matrimonio Igualitario, pero nada, parece que lo mio era ofensivo...lo que me estaba sucediendo a metros de La Casa Rosada y que me había teletransportado a "La docta" fue que me crucé con los muchachos de la agrupación "Los Putos Peronistas" y creyendo haber aprendido y aprehendido la lección le pregunté a uno de los pibes si no era ofensivo autoproclamarse así, a lo que ante mi asombro respondió "mirá, si nos hicieramos llamar gays seríamos militantes del PRO, nosotros somos peronistas, utilizamos el mismo lenguaje del pueblo y sabemos donde están los mataputos y donde no y la tenemos re clara de que aca a unos metros, encerrado en un puto cajón está el tipo que se la jugó entero por nosotros" y automáticamente confirmé lo que venía suponiendo: ese flaco del sur "transversalizó" un proyecto donde estamos incluídos todos, desde "Los Putos Peronistas" hasta este simple comunicador devenido en profesor de colegio secundario que recibió, recibe y militará para seguir recibiendo los generosos aportes que el proyecto Nacional y Popular le brinda a la educación. Pero hay más, están las organizaciones de base que saben de lo mucho que se caminó y lo mucho que hay que seguir caminando para la reconstrucción empezada hace 7 años, están los viejitos y las viejitas que dejaron el lomo laburando y se ven por fin dignificados con su jubilación y quiren más para ellos y por los que vienen en camino, están las organizaciones barriales que están más incluidas que nunca en la agenda presidencial y saben que la constancia de la suma militancia más militancia más militancia es que la los seguirá depositando en esa esfera que pretende no soltarlos nunca más, y estamos nosotros terminando de hacer cola y mientras charlamos con una "cumpa" nos pasa por el lado Martín Sabatella y nos preguntamos y nos preguntamos si el Intendente de Morón es el próximo, Vice, Presidente o vaya a saber que; pero llegamos a la conclusión de que no importan los nombres en este momento, importa la firmeza que tengamos para ese rezo ya cantado que cuenta que "somos los soldados del pinguino".
Y ya nos estamos volviendo a la capital nacional del conservadurismo y la hipocresía nacional, ya nos estamos volviendo a Córdoba, y yo ya se que voy a escribir este relato y se a quién se lo cuento...se y sabemos todos, que el nuevo desafío está en la juventud, no importa si son de "la gloriosa JP", de la JK o son independientes, importa que estos pibes nacidos en el moises político de Nestor y Cristina sepan y sepamos cual es el camino, cuales deben ser las convicciones y hacia donde nos dirjimos: hasta la victoria, SIEMPRE. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario