22 oct. 2010

La poli-brava

      El vínculo existente entre la policía y las barras bravas ha quedado en evidencia tras los enfrentamientos en la barra de Estudiantes el 21 de septiembre en el partido ante All Boys en el estadio Malvinas Argentinas. Una foto del diario Crónica muestra claramente como un integrante de una de las facciones y un policía de civil, portaban un arma en los alrededores de la cancha, donde se produjo el enfrentamiento. Por ello charlamos con Gustavo Grabia, periodista del Diario Olé y autor del libro "La 12", que es un especialista en la materia.
¿Cómo comenzó la relación entre barras y policía?
Nace por razones económicas, de conveniencia mutua. El negocio de los barrabravas no se podría hacer sin la complicidad policial y esa complicidad tiene un precio establecido. Así que el primer vínculo que existe entre ellos es un vínculo comercial.

¿Cómo funciona?
Los barras pagan a la policía por un montón de factores, para que los dejen laburar con estacionamientos en los alrededores del estadio, vender el merchandaising trucho, revender las entradas y vender droga. Ellos, digamos pagan un canon por tener esa zona liberada para ese tipo de negocio.

¿Es por lo único que les pagan?
No, además hay otro negocio tan o más redituable. La policía vendría a ser un dique de contención a través de su fuerza legal para evitar que otro grupo de la barra le coma a la oficial el poder que tiene. La barra oficial arregla con la policía, le paga tanta guita y le dice vos tenés que hacer tal o cual cosa.

¿Por ejemplo?
Crearles causas a estos barras para que no puedan entrar, o ponerlos en el derecho de admisión para que ellos no puedan ir a la cancha. Así pueden seguir gobernado la tribuna y no tener a nadie alrededor que se la pueda arrebatar.

En relación al enfrentamiento interno de la barra de Estudiantes, ¿Por qué la policía sabiendo del mismo liberó la zona? ¿Cómo puede ser que tengan tanta impunidad para hacerlo?
Eso tiene que ver con la guita que se mueve y en algunos casos, hay también motivos relacionados con las propias internas de la policía. Estas están vinculadas a la seguridad de los espectáculos deportivos. Existen dos divisiones, una se llama Eventos Deportivos, y la otra Conductas Delictivas. Las dos se quieren quedar con el negocio del fútbol. Muchas veces una le hace una cascada (sic) a la otra o no le pasa información para dejarla mal parada y ganar puntos para ser la división que lleve adelante la seguridad del deporte.


Si existe este vínculo entre policías y barras ¿qué sentido tienen entonces los operativos policiales?
En general no tienen sentido, el que yo les encuentro es puramente económico. Cuanto más grande es el operativo más plata cobra la policía. Hace unos años era moneda corriente que en un operativo de mil policías vayan 500 y cobraran por mil. Después de dos causas judiciales sobre el tema, que lo pusieron al descubierto en un clásico Boca-River y otra en San Lorenzo-Huracán, se cuidaron un poco. Sigue siendo un factor económico importante, hacen un operativo muy grande al cual nunca mandan la cantidad de efectivos que dicen. Con lo cual ya hay una tragada de dinero muy grande. Los operativos de seguridad valen no menos de 40 o 50 mil pesos por partido. Estamos hablando de un gran movimiento de dinero por fecha.

Existe la idea que la policía permite los enfrentamientos para avalar, alentar, los operativos
Sí, muchas veces lo que se hace es dar zonas absolutamente liberadas para un montón de cuestiones.

¿Un ejemplo puede ser el enfrentamiento de la barra de River en cancha de Vélez el año pasado?
Esa fue una zona liberada clarísima. Pero ahí había varias cosas, por ejemplo fue una gran cama a un grupo de la barra de River que le estaba comiendo la tribuna al grupo oficial. Lo que hicieron fue hacer pelear a los dos grupos que le peleaban a la oficial en la tribuna entonces, a partir de ahí, sacaron a esos dos grupos de la cancha.

Cae de maduro que en algún punto tanto la policía como las barras cuentan con apoyo político.
Sí, eso es obvio. Tienen apoyo político a nivel dirigencia deportiva y a nivel dirigencia política. Difícil que haya un caso más claro que el de Hinchadas Unidas Argentinas. La persona que está como líder de esa ONG es un político kirchnerista que pisa bastante fuerte en el conurbano.

Di Zeo tiene el mismo abogado que el comisario de la 24 de la Boca...
Exacto, el abogado de Di Zeo era el mismo que el del comisario de la 24 de la Boca. Una vez lo hizo safar cuando de regreso de Rosario, tras un enfrentamiento con la barra de Central, le encontraron en el micro varias armas. Di Zeo tenía por novia, que es su actual esposa, a quien era la secretaria privada del gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

El comisario Walter Paradela de la 45 nos dijo que no podían hacer nada para evitar que ingresen con armas a la cancha...
Bueno, lo que se debería es un cacheo en los micros y muchas veces a los que vienen de provincia se los hacen en el peaje de Hudson. Ahora se ve que por alguna razón no fueron muy rigurosos o los dejaron pasar...

4 comentarios:

  1. no me cierra lo de hinchadas unidas argentinas? cual es el negocio?cuál es el político kirchnerista que pisa fuerte en el conurbano?

    ResponderEliminar
  2. "La persona que está como líder de esa ONG es un político kirchnerista que pisa bastante fuerte en el conurbano."
    Chichis todo bien, pero si van a entrevistar a un periodista del Olé obviamente va a tirar mierda al kirchnerismo. Si denuncia que lo haga con nombre y apellido,lean el primer post.
    Es raro como este blog sigue una linea kirchnerista y después salta con esta gorileada. Igualmente el blog está buenísimo, notarán que aún siendo mujer paso por las notas de fútbol pero joder, no pude pasar por alto esto.
    Besitos
    Paulita

    ResponderEliminar
  3. Más allá de la línea del blog, lo interesante del periodismo me parece es la independencia y honestidad intelectual, aunque suenen pomposas las palabras.
    Grabia trabaja para Olé hace muchos años, cuando Clarín y el Gobierno eran aliados y ahora que están peleados. Si dice algo en contra del kirchnerismo pero tiene fundamentos -como creo los tiene- no veo motivos para no ponerlo. Gracias por leer la nota igual.

    ResponderEliminar