30 abr. 2011

D.R.E.A.


10/04
Digestivo. m. Dícese del cigarrillo de marihuana que se consume después de una comida. Después de un alto asado con los bespi, a puro vino 'El Justicialista', lo mejor que puede pasar es que el Rodri se cope con un digestivo doble seda. Ahí somos nosotros eh. Y si giran dos, olvidate. // El otro día fui a almorzar a lo de mi abuela y cuando nadie se rescató, me fui a fumar un digestivo al ñoba sabattini. Volví de la galera, me comí catorce porciones de isla flotante y quedé re pipón.

Me la suda. Expr. Coloq. No me importa o no me concierne. Me la suda que Pino se presente en las elecciones de la capital o en las nacionales. Ese vendehumo no puede ganar ni las elecciones para jefe de consorcio. // ¡Cómo me la suda la interna entre Saá y Duhalde! Es puro chamuyo, esos dos son más amigos que Carozo y Narizota.

Mojarse el jean. loc. verb. Excitarse sexualmente de un momento a otro. -Gerardo, te tengo que ser sincera: cada vez que salís en pantuflas, con esa zunga de cebra y ese olor a sahumerio de banana, se me moja el jean. -A mí lo único que se me moja son los pañales. -Y sí, si sos un viejo cortamanzanas, hace como 60 años que venís robando con esa. // A La Canosa se le moja el jean cuando ve a Hamilton, el nuevo sexsymbol del kirchnerismo.

Remar. tr. Esmerarse fuertemente para conseguir algo o para sobrellevar una situación. El turco Mohamed le va a tener que clavar 520 rezos a Alá para meterle 8 a Peñarol y no quedarse arafue. A remarla, Comparada. // El guasón de Larreta y toda esa manga de tránsfugas van a tener que remarla en dulce de leche repostero para salir del bardo en el que están con la Metropolitana, que está más cerca de ser un Metro de zapi que una policía porteña. Mauri, los problemas de la inseguridad no se solucionan recibiendo la escoria de la Federal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada