12 nov. 2010

"Cristina no es Isabel" - Entrevista con Víctor Hugo Morales

“Cristina no es Isabel”

Por la corresponsal especial de CLB, Celina "ya seré Sandra Russo" Foglia

Sentado en su estudio de Radio Continental, a pocas cuadras de una multitud que llora en Plaza de Mayo, el periodista y relator uruguayo, Víctor Hugo Morales (62), se emociona al hablar de la muerte del ex presidente Néstor Kirchner. Parece no importarle que, en los últimos meses, algunos colegas lo hayan tildado de mercenario y funcional al oficialismo, y afirma: “Estos 28 y 29 de octubre van a quedar en los anales de la historia argentina”.



-¿Cómo tomaste personalmente la noticia del fallecimiento de Néstor Kirchner?
-Con el pesar de todo el mundo. Con la sorpresa ante lo inesperado, porque, aun con los problemas de salud que tenía Kirchner, uno siempre pensaba que era una situación que tenía bajo control. De todas formas, cuando se supo temprano que lo habían internado, pensé que algo raro había. Y muy rápidamente nosotros supimos la noticia. Después la contuvimos un poco, porque queríamos estar seguros antes de anunciar la muerte de un ex presidente. Y a partir de ese momento he sentido conmoción por la reacción de la gente, muchos interrogantes sobre el devenir político inmediato, y sensaciones personales, como la idea de que posiblemente el kirchnerismo se afiance.

-También hay quienes piensan que, lejos de afianzarse, es complicada la continuidad de Cristina Fernández en el gobierno, y hasta la comparan con Isabel Perón.
-La imbecilidad es invencible. Cristina no es Isabel. Sólo desde la imbecilidad puede decirse eso; ella ha hecho más cosas que el marido. He visto con buenos ojos muchas cosas en los años de Cristina, muchas más que en los de Kirchner. Este gobierno afianzó su vuelco hacia la izquierda en este último tiempo. Aquí se va a profundizar, en todo caso, lo que ha sido esa denominación que se da en la palabra “modelo”.


-Opositores como Ernesto Sanz y Mauricio Macri han dicho que es momento para reconciliar posturas. ¿Es eso posible?
-No, eso no vale nada. ¿Reconciliar posturas quiénes? El gobierno con ellos. ¿Por qué no ellos con el gobierno? Desde el punto de vista político todo sigue como está, porque los que dominan son los intereses en juego. Acá se está peleando por muchísimo dinero, por posiciones de dominio muy fuertes. El periodismo más cruel y más vulnerable éticamente va a mantener una lucha vigorosa, muy violenta. Va a haber respuesta del gobierno; habrá que ver si desde el acierto o desde el error, porque en esta medida estará la dimensión que los problemas futuros alcancen.


-¿Qué significado le podés dar a la presencia de los presidentes latinoamericanos?
-Muy alto y muy sincero. Lo que harían de verdad. Kirchner parece que fue un hombre pintoresco y bastante más dulce de trato de lo que uno puede imaginar.


-¿Qué te parece el apoyo demostrado por toda la gente que vino a Plaza de Mayo estos días?
-Nos ha hecho partícipes de eso que normalmente vemos en las películas documentales, en viejas películas. Grandes acontecimientos del pasado que nunca suceden entre nosotros en el tiempo presente. Hemos sido testigos de algo que va a ser parte de la historia de la Argentina. Este miércoles 27 ya es un día inolvidable, porque ha sido sumamente fuerte y gravitante. Ha sido una oportunidad de tomar contacto con el dolor muy sincero de una buena parte del pueblo.




Una joven esperanza


Morales sonríe por primera vez cuando se refiere a la mayor participación que están teniendo los jóvenes en la vida política. “Una actitud que yo ya había detectado en mis andanzas con la Ley de Medios”, cuenta el rioplatense, como siempre muy seguro de que ésa es la bandera que levantan los más pibes, hijos de un neoliberalismo que le quitó importancia a la participación.
“Es una maravilla, un dato de esperanza formidable,-opina-porque las generaciones mías están perdidas. Siempre se habla de una juventud perdida y los que estamos así somos los adultos”. Y coherente con este pensamiento, Víctor Hugo, que nunca dejó de prestar atención a los bombos y cantitos llegados desde la Avenida Rivadavia, lejos de la resignación, concluye: “Estamos en manos del empuje, los sueños y la pelea de los jóvenes”.

15 comentarios:

  1. Muy buena enttrevista. Victor Hugo, un grande.

    ResponderEliminar
  2. BIEN AHÍ PIPI!!!
    Te felicito, y espero que haya muchas entrevistas más como ésta (sí, ésta lleva tilde)

    ResponderEliminar
  3. venzamos la imbecilidad!

    ResponderEliminar
  4. Buenisima Celi, la Russo ya fue, Viva Foglia!!
    Besote
    Javi.

    ResponderEliminar
  5. Me encantó, mis felicitaciones a la corresponsal :P

    ResponderEliminar
  6. vamos Celi! sos una genia, muy buena!

    ResponderEliminar
  7. Genia Celi! Muchas gracias
    Ahora es Sandra "ya seré Celina Foglia" Russo

    ResponderEliminar
  8. Mató el apodo de Celi.

    "Dos potencias se saludan"

    ResponderEliminar
  9. Groso Victor Hugooooooooo
    Que pedazo de referente

    ResponderEliminar
  10. jajaj LOS COMENTARIOS SON INCREÍBLES
    grande victor hugo

    ResponderEliminar
  11. muy buena, Celi!! muy bien descripto el entorno, esos días que quedarán en la memoria.. me encantó!!

    ResponderEliminar