8 nov. 2010

Canilla libre


el pájaro de bepi.


Ayer 7 de noviembre no solo fue el aniversario de la revolución rusa, fue el día del Canillita (se festeja desde 1947 así que no se haga el idiota). Se conmemora el fallecimiento de Florencio Sánchez, dramaturgo uruguayo que tituló su más exitosa obra con el término con que denominamos desde hace ya mucho tiempo a los vendedores de diarios y revistas. En ella aparece un joven  de piernas flacas dedicado a su venta y a partir del éxito del personaje se popularizó el término. Sin embargo, parece que hay otras versiones de la aplicación del término “canillita”. Se dice que el apodo nació cuando alguien observó en invierno a los muchachos con pantalones cortos con las narices chorreando como una canilla. Un poco tirada de los pelos.

En 1957 saltó un compañero de la banda oriental que reclamaba los derechos de autor justificando que para él trabajaba un chico cuya madre se llamaba María Canilla. Al no conocer su nombre y queriendo llamarlo recurrió a gritarle “Canillita”.
-Perdón que me tome el atrevimiento Washington, dígame, ¿no se le ocurrió preguntarle el nombre al pibe?

Allá por 1867, el mismo año que apareció el primer club de fútbol en la Argentina (Buenos Aires FC) y se importó la primera calesita, se asomaba el primer canillita. A Manuel Bilbao (fundador del diario la república) se le ocurrió una manera novedosa de promocionar su periódico ya que la única forma de que la gente comprase el diario era  a través de las suscripciones. El hallazgo marquetinero consistía en que se grite a viva voz los títulos principales de la publicación. La idea resultó eficaz y comenzó a ser utilizada por otros diarios. Poco a poco el negocio fue creciendo (era una salida económica ) fueron surgiendo los quioscos de diarios y el pájaro Caniggia tuvo amiguitos con quien relacionarse.

Desde hace tiempo el SIVENDIA (Sindicato de vendedores de diarios revistas de la ciudad autónoma y Provincia de Buenos Aires) es una entidad activa e influyente. Éste pertenece a la CGT y desde el 2003 ha ganado prestigio dadas las medidas fortalecedoras del gobierno.

Cristina firmó el 8 de septiembre de este año la reglamentación del decreto que regula la distribución de diarios y revistas, y que en los hechos devuelve derechos a los canillitas. Ésta da por caducada la desregulación de la venta de diarios que se consolidó bajo la presidencia de Fernando de la Rúa. Aquella norma perjudicaba a los canillitas, ya que permitía vender diarios y revistas en supermercados y otros puntos de expendio, más allá de los tradicionales puestos de los diarieros.
La medida reglamentada, hoy establece la creación del Registro Nacional de Vendedores de Diarios y Revistas, en el que deberán inscribirse los titulares del derecho de parada, reparto y de líneas de distribución de diarios y su zona de influencia. Además se recuperó el feriado que los trabajadores disfrutaban históricamente.

Hoy en el título principal, Clarín alardea con otra condena de la S.I.P. (Sociedad Interamericana de Prensa) al gobierno. A la manera de los canillitas deberíamos salir a la calle y gritarle a estos tranfugas, NOP.
Todos sabemos que este organismo no es otra cosa que las patronales periodísticas del continente. Esto no es una novedad, es lógico que se pongan a conspirar contra cualquier gobierno popular, y si no, pregúntenle a Chávez.

Lectores, si no saludaron al diariero de su esquina, todavía tiene tiempo. Hoy tenemos (todos) por qué festejar.

3 comentarios:

  1. Aunque este lloviendo una banda, voy ya mismo a decirle 'feliz dia' a mi canillita amigo que es un genio y ademas es compañero

    ResponderEliminar
  2. me encantó la nota

    besito

    ResponderEliminar
  3. NOP, NOP, NOP!!!

    Muy buena nota!

    ResponderEliminar